Caracas, 30 de enero de 2015.- El secretario general de la OPEP, Abdula al Badri, ha anunciado recientemente que el petróleo podría encarecerse hasta los 200 dólares por barril. A pesar de que ahora este pronóstico parece poco creíble, existen razones por las que podría cumplirse.

Desplome de inversiones

La década de los años 2000 se caracterizó por al auge de las inversiones en la extracción de petróleo, que parecía una actividad extremadamente lucrativa. No obstante, ahora, cuando el precio del crudo se sitúa en 50 dólares por barril, la situación es bien distinta, asegura el portal ‘Lenta.ru’.

Se reducirá la producción de todos los tipos de petróleo caro, incluido el de esquisto, predice el portal. El pronóstico se basa en que son precisamente los proyectos caros los que garantizan la estabilidad del suministro de este recurso al mercado mundial, mientras que la cantidad de petróleo barato se reduce cada vez más.